Viaje fotográfico a Lofoten en febrero de 2020



Poco a poco va creciendo el catálogo de viajes fotográficos que organizo por todo el mundo, que a día de hoy va desde Islandia, pasando por Marruecos, Alpes Dolomitas, Eslovenia y ahora las islas Lofoten del 17 al 24 de Febrero. Si eres aficionado a la fotografía de paisaje, y sobre todo de las Auroras Boreales, estoy convencido de que el nombre te suena.

Para quien no lo sepa, las islas Lofoten es un archipiélago de islas que se encuentra en el norte de Noruega, en el círculo polar ártico. Para llegar hasta allí es necesario hacer escala (por ejemplo, en Oslo), ya que no hay vuelos directos, debido a su lejanía. Pero, ¿por qué irse tan lejos? hay diversos motivos.

El primero podrían ser las Auroras Boreales. Últimamente se han puesto de moda y todo el mundo quiere verlas y fotografiarlas, algo que entiendo perfectamente, ya que es uno de los fenómenos naturales más bonitos de la Tierra. Para poder ver las Auroras Boreales hay que irse hacia los polos, ya sea el norte o el sur. Cuanto más al norte, en este caso, más probable es verlas. Si miras la situación de las islas en el mapa se puede observar lo «alto» que está, por eso es uno de los destinos más buscados para hacer este tipo de fotografías.

Como en todos mis viajes fotográficos, en las islas Lofoten he seleccionado las localizaciones más espectaculares donde fotografiar tanto los amaneceres como los atardeceres. Pero sobre todo, nuestro principal objetivo será cazar las bellísimas Auroras Boreales. Nuestro único pensamiento estará dirigido para que el cielo esté despejado y podamos disfrutar de este fenómeno que te deja sin palabras.

El Sol va muy lento, tanto en la salida como en la puesta. Esa tonalidad naranja tan intenso se consigue en ese preciso momento potenciado por la nieve blanca de las montañas

El segundo motivo para viajar a Lofoten podría ser el tipo de luz que nos encontramos. Precisamente por su latitud, el Sol apenas coge altura. Si has leído alguna vez sobre la hora dorada en fotografía de paisaje, habrás visto que esa luz se produce momentos antes de ponerse el Sol y momentos previos a su salida. Esto significa que si las condiciones son las adecuadas, en las islas Lofoten podemos disfrutar de la hora dorada prácticamente durante todo el día. ¿Os imagináis 8 o 10 horas de hora dorada?

Para aquellos que aún no tienen claro en qué consiste un viaje fotográfico, deciros que no es un viaje donde una persona hace de guía sin más. Mis viajes fotográficos se basan en que un fotógrafo profesional (en este caso, yo) que ya ha estado sobre el terreno, que se conoce las localizaciones, que tiene experiencia y ha fotografiado innumerables veces este tipo de paisajes, se encarga de realizar un itinerario en el que se van recorriendo localizaciones y puntos estratégicos donde conseguir las mejores fotografías. Se ha tenido en cuenta la posición del Sol, de la Luna (en este caso se ha mirado que no haya Luna), cual es la mejor hora para visitar un lugar, y tiene la experiencia de poder adaptar el planning en función de las comdiciones climatológicas de cada momento.

El tercer motivo sería por sus paisajes impresionantes. Pensar que el entorno está compuesto de una serie de islas conectadas a través de puentes. Estas montañas están a pie de mar, por lo que impresiona poder disfrutar de estas moles junto al mar. Además, en febrero, que es cuando he organizado el viaje fotográfico, el paisaje está cubierto de nieve, valles y montañas, haciendo de este una vista idílica con multitud de posibilidades fotográficas.

Tener una planificación perfecta no es suficiente para conseguir traerse de vuelta grandes fotografías. Y es que un viaje fotográfico es como un taller o un curso de fotografía. Durante todo el viaje estoy a disposición de todos los asistentes para tratar de ayudar y resolver todas las dudas que se les pueda plantear. Empezando por la técnica, qué parámetros usar, cómo configurar la cámara, aprender a utilizar filtros y cuándo usarlos, cómo hacer fotografía nocturna, cual es la mejor composición, y si se da el caso, clases de procesado de las fotografías que se han ido realizando. Por supuesto, me adapto al nivel de cada uno.

La marea cambia el paisaje radicalmente, por lo que hay que estar atento y aprovechar cada momento.

El último motivo que se me ocurre para visitar las islas Lofoten podrían ser la gran cantidad de rorbuer o cabañas de madera que encajan perfectamente con el entorno. Multitud de casitas de madera, que en realidad son hostales, todas con la misma estética, mismo color que te ayudan a la hora de buscar un sujeto para tus fotografías. Hay que decir que podemos encontrar distintos colores según el pueblo, rojo o naranja.

Planificar un viaje lleva su tiempo, y por eso, después varios meses ya puedo lanzarlo al público. Ya es posible solicitar información y reservar plazas para el viaje fotográfico a las islas Lofoten que he organizado del 17 al 24 de febrero de 2020.

Para ello podéis escribirme un correo a info@sergioariasfotografia.es o en el teléfono +34 644 298 289. Si queréis consultar más información podéis visitar el enlace del viaje en la web o solicitar el dossier en el correo mencionado anteriormente.



Sergio Arias

Fotógrafo profesional en Valencia

Fotógrafo especializado en fotografía de viajes, naturaleza y turismo.
Profesor de fotografía que imparte cursos de fotografía en Valencia y Talleres fotográficos de naturaleza. Realizo Viajes fotográficos para aficionados a la fotografía por todo el mundo.


Suscríbete a mi blog


Esta entrada fue publicada en Naturaleza, Viajes, Viajes fotográficos y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.