La Mascletà, fuego puro en las Fallas



La Mascletà es uno de los eventos más conocidos de Las Fallas gracias a su espectacularidad de fuego combinada con un ruido ensordecedor.

Para aquellos que no han vivido nunca este evento suele sorprender bastante, hasta tal punto que o te encanta o lo odias. Hay gente que no soporta el ruido producido en la traca final.

A nivel fotográfico, es muy espectacular y puede dar mucho de sí. Una vez has vivido una mascletà ya sabes cómo se desarrolla, con algunas diferencias entre unas y otras, pero básicamente siempre es igual.

Lo importante para poder fotografiar una mascletà es la ubicación. Cada punto de vista es diferente, e incluso la distancia focal utilizada variará el resultado. Si estás en la plaza un gran angular puede ofrecer una vista de la gran cantidad de gente que se agolpa en un mismo lugar. Si nos ponemos más lejos, tendremos que utilizar un teleobjetivo, quizás para obtener algún detalle.

En los últimos años me he dedicado a buscar localizaciones desde las cuales poder fotografiar este evento. Lo habitual es ir a la plaza del ayuntamiento, sin embargo, debido a la gran afluencia de público, es difícil moverse del lugar en el que nos hemos colocado.

Lo normal es disparar desde un punto de vista contrapicado, puesto que los cohetes se disparan al aire, y las tracas a nivel del suelo no son visibles desde una ubicación baja. Si tenemos suerte y conocemos a alguien que tenga un balcón o terraza que de a la plaza podremos obtener unas vistas increíbles y diferentes.

Si dispones de varios días en la ciudad podrás disfrutar de la mascletà cada día desde el día 1 de marzo hasta el día de San José, el 19 de marzo, último día de las fiestas.

 

Un punto alto permite obtener perspectivas únicas, y puesto que lo habitual es no conocer a nadie que te deje un balcón, hay que pensar en posibles localizaciones.

Pensando en los puntos altos de la ciudad me fui hasta las  Torres de Serrano, las Torres de Quart, o incluso el puente conocido como Scalextric, que pasa por encima de las vías del tren que llevan a la Estación del Norte. No sabía exactamente lo que se vería, pero en las tres posiciones pude obtener fotografías que hasta ahora no había visto.

Es cierto que desde estos puntos sólo se aprecian los cohetes aéreos, pero como decía antes, incluso desde la propia plaza es difícil ver algo a ras de suelo. Además, la parte aérea es la más espectacular, sobre todo la parte final donde disparan una gran cantidad de cohetes simultáneamente.

Sin duda, un espectáculo que merece la pena, no sólo escuchar en la propia Plaza del Ayuntamiento, sino que a pesar de sus breves 5 minutos nos ofrece una visión increíble.

Una de las mejores vistas de la ciudad se puede contemplar desde las Torres de Serranos. Desde allí podemos ver el Miguelete en primer plano, imponente, sobresaliendo por encima del resto de edificios. Y justo detrás, se pueden ver los cohetes explotando. Justo a la derecha, se observa la torre de la Iglesia de Santa Catalina.

Para poder obtener las fotografías utilicé un objetivo 70-200mm y en ocasiones un 400mm, debido a la lejanía y a la intención de conseguir reducir la sensación de perspectiva.

Por suerte, gracias a mi amigo Alejandro pude fotografiar las mascletà desde uno de los balcones que dan a la plaza. Sin duda, una de las mejores situaciones, puesto que no sólo se tiene una vista aérea y diferente, sino que además, la proximidad a los fuegos transmiten toda su fuerza como nunca antes la había vivido.

 

 



Sergio Arias

Fotógrafo profesional en Valencia

Fotógrafo especializado en fotografía de viajes, naturaleza y turismo.
Profesor de fotografía que imparte cursos de fotografía en Valencia y Talleres fotográficos de naturaleza. Realizo Viajes fotográficos para aficionados a la fotografía por todo el mundo.


Suscríbete a mi blog


Esta entrada fue publicada en Arte y Fiestas, Viajes y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.