¿Matterhorn o Cervino?

Matterhorn o Cervino

La montaña suele ser un lugar al que se suele acudir bastante si te gusta realizar fotografía de paisaje, aunque el esfuerzo es mucho mayor que otras disciplinas. Para llegar a los mejores lugares hay que recorrer distancias con todo el equipo fotográfico a cuestas, más el equipo de montaña, comida y demás.

Hay ocasiones, como la fotografía de portada del artículo, en las que desde el mismo núcleo urbano basta con mirar hacia arriba y contemplar una de las montañas más famosas y bonitas del planeta. Ésta es de las últimas fotografías del día, después de una larga jornada subiendo montañas y andando caminos.

El lugar desde donde se puede contemplar esta maravilla de la naturaleza es Zermatt, en Suiza, y están tan concienciados con el entorno natural que solamente es posible llegar a través de un tren que desde el pueblo más cercano en el que está permitida la circulación con vehículos a motor.

En esta ocasión, el blanco y negro destaca el oscuro azul del cielo con el Matterhorn y la Luna.

En esta ocasión, el blanco y negro destaca el oscuro azul del cielo con el Matterhorn y la Luna.

La montaña, para quien no lo sepa, se la conoce de dos manera distintas, dependiendo de lado de la frontera que separa a Suiza de Italia. Para los Suizos, y quizá la denominación más extendida es el Matterhorn. Sin embargo, los Italianos lo llaman Cervino. Sea como fuere, la forma de esta montaña es tan bonita que el nombre queda en un segundo plano.

Fotografiar el Matterhorn era el objetivo del viaje y había que planificarlo bien, puesto que al ser una montaña tan alta, el paso de nubes puede hacer que te vuelvas a casa sin ni siquiera haber podido ver un mínimo rastro de las montañas que hay alrededor.

En teoría las condiciones meteorológicas acompañarían, y la Luna haría acto de presencia junto a la montaña justo al amanecer. Una vez en Zermatt y contemplar un denso manto de nubes hacía presagiar lo peor, sin embargo, tras varias horas de ascenso empezaron a aparecer algunos claros. La ilusión de ver asomar el pico entre las nubes era increíble. Poco a poco empezó a despejarse lo cual permitió obtener una bonita estampa del valle, de las montañas (todas ellas grandiosas) y de la Luna.

 



Sergio Arias

Fotógrafo profesional en Valencia

Fotógrafo especializado en fotografía de viajes, naturaleza y turismo.
Profesor de fotografía que imparte cursos de fotografía en Valencia y Talleres fotográficos de naturaleza. Realizo Viajes fotográficos para aficionados a la fotografía por todo el mundo.


Suscríbete a mi blog


Esta entrada fue publicada en Naturaleza, Viajes y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.