Salida a la Albufera

Albufera

Después de un tiempo pensando en salir a hacer fotos por fin me decidí este fin de semana, aprovechando que el mal tiempo acechaba con el fin de obtener fotografías espectaculares, y dónde mejor que la Albufera para poder obtener bellas imágenes de naturaleza.

Así que allí que me fuí, pero esta vez quería huir del típico sitio a dónde va todo el mundo, fotógrafos incluidos, es decir, al mirador, que hay que reconocer que desde allí se obtienen bonitos atardeceres, pero todo fotógrafo que se precie tiene fotos muy parecidas. Por no hablar de las bodas, que por supuesto allí estaban sacándose las típicas fotos después de la ceremonia.

Al final encontré un caminito que conducía hasta la orilla, rodeado de naturaleza, desde dónde se contemplaba la puesta de sol y con grandes posibilidades de “cazar” alguna garza al vuelo.

Lo primero que hice fue probar mi nuevo filtro de densidad neutra de 3 pasos. La verdad es que me esperaba más, ya que apenas pude aumentar la velocidad de obturación, ya que la luz del sol era demasiado fuerte, y eso que estaba medio tapado por las nubes. El contraste era demasiado fuerte y no servía para mis propósitos, ya que hubiera necesitado un filtro degradado inverso. Por lo que tuve que recurrir a realizar varias tomas del paisaje obteniedo el siguiente resultado.

Un consejo que os doy, antes de salir a hacer fotos debéis conocer vuestro equipo a fondo. En mi caso, quería hacer una foto con una perspectiva muy baja, casi a ras de suelo, y para ello necesitaba colocar el trípode en posición. Ahí es cuando me di cuenta de que no le había dedicado el tiempo suficiente a trastear con él. PD: Una vez llegué a casa casa lo conseguí en 1 min.

A veces la naturaleza te sorprende con situaciones inesperadas, sobre todo por el desconocimiento de ella. Este fue mi caso, puesto que mi intención era fotografiar el atardecer y tratar de conseguir alguna foto decente de algún animal (alguna garza o pato). Sin embargo, la suerte quiso que obtuviera una foto de un pequeño pez en pleno salto fuera del agua. Fue una sorpresa y no me lo esperaba, por lo que desde ese momento traté de adivinar dónde vendría el siguiente salto. Era curioso ya que solían encadenar tandas de tres saltos, por lo que en cuanto me daba cuenta del primero tenía que enfocar rápidamente la zona con el fin de tener la suerte de captar el momento en el lugar correcto.

La anécdota fue la visita de dos simpáticos guardia civiles que inspeccionaban la zona, por lo que pudiera estar haciendo. Por supuesto, a la pregunta de…¿qué está haciendo aquí? mientras tenía todo mi equipo tirado en el suelo delante de ellos, y ya tuve que contestar “cazando animales”, no, no les dije eso, pero habría estado bien, jeje.

Último consejo, cuando salgáis por ahí a hacer fotos, sobre todo si se os puede hacer de noche, llevaros una linterna, viene bien para encontrar el camino de vuelta y no pegarse una torta contra el suelo con todo el material a rastras (que no es lo que me pasó) y también para poder alumbrar a los arbustos cuandos empiezas a oir ruiditos de animales a tu alrededor, con el fin de espantarlos!



Sergio Arias

Fotógrafo profesional en Valencia

Fotógrafo especializado en fotografía de viajes, naturaleza y turismo.
Profesor de fotografía que imparte cursos de fotografía en Valencia y Talleres fotográficos de naturaleza. Realizo Viajes fotográficos para aficionados a la fotografía por todo el mundo.


Suscríbete a mi blog


Esta entrada fue publicada en Naturaleza y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.