Los Molinos del Quijote: Consuegra

Molinos de Consuegra

Que Castilla La-Mancha es conocida por sus molinos es indudable. Que los molinos son famosos gracias al Quijote también. Uno de los lugares donde los molinos son una de las características del lugar es Consuegra.

Consuegra es un pueblo perteneciente a la provincia de Toledo, situado en la zona más al sur, que vive y respira bajo la falda de una pequeña montaña. En dicha montaña se encuentran 11 molinos (más uno que está a medias) y un castillo (más una grúa), conocido con el nombre de Castillo de la Muela.

Llevo visitando este pueblo desde hace varios años seducido por sus molinos, siempre con nuevas ideas y posibilidades de fotografiarlos.

La primera vez que estuve en Consuegra fue bien entrada la noche, aunque gracias a la iluminación artificial se podía distinguir claramente cada uno de los molinos, así como el castillo. Fue cuando me dije que tenía que volver sí o sí.

Después de aquella ocasión tardé en volver, pero han sido varias las ocasiones, siempre intentando buscar momentos de luz y momentos meteorológicos diferentes.

Hora dorada en Consuegra

Hora dorada en Consuegra

Cuando te vas acercando a Consuegra se ven todos los molinos formando una hilera, sin embargo, una de las estampas más típicas es la de los molinos con el castillo al fondo.

He tratado de conseguir puntos de vista diferentes y más originales, para lo cual he rodeado la montaña varias veces. Hubo una vez que incluso subí la montaña andando desde el extremo opuesto. El lado Oeste no lo tengo muy explorado, sobre todo a pie. En esa ocasión, la luz era la del atardecer, por lo que parte de la ladera de la montaña quedaba en sombra. De todos modos, hay caminos que cruzan la montaña de Norte a Sur.

Aquella puesta de sol fue preciosa, las nubes cogieron color, y todo el cielo se tiñó de rojo y rosas. Sin embargo no salí satisfecho al 100% con las fotografías realizadas. En parte porque es un lugar muy transitado por los turistas y a mí no me gusta que aparezca ni gente ni cualquier elemento ajeno al paisaje, como coches. Quizás debería haber utilizado algún filtro de densidad neutra para evitar la gente en movimiento, pero no había nada que hacer con los coches aparcados.

En una nueva ocasión, mi idea era conseguir fotografías en blanco y negro, sobre todo capturar alguna silueta en la que aparecieran los molinos. También durante una puesta de sol. Esta vez me puse en el lado del castillo, y aunque la luz cálida era muy bonita, el cielo no aportaba mucho. Una vez más, la gente y los coches eran un problema.

Camino a los molinos

La última visita fue una tarde en la que las condiciones atmosféricas no eran las más adecuadas, puesto que hacía un viento increíble, por lo que mi idea de usar largas exposiciones era inviable. Aunque el cielo estaba lleno de nubes y era ideal para conseguir la idea que tenía en mente. Por lo que me salí de la carretera y andé por un camino en el lateral de la montaña (lado Este). Esta vez sí, los resultados fueron mucho mejores, consiguiendo fotografías muy sencillas pero que mostraban la belleza de los molinos en su entorno.

A la mañana siguiente, la idea era seguir con el mismo tipo de fotografía, es decir, cielo encapotado, nubes, ninguna luz ni color fuera de lo normal, pero como con la naturaleza nunca se sabe me levanté pronto y entonces pasó que se produjo un amanecer precioso, con nubes de colores, tonos naranjas, amarillos y rosas. Esto es así…los que os guste la fotografía de naturaleza os tendréis que acostumbrar a no saber nunca lo que va a suceder, jeje.

Amanecer en Consuegra

Las fotografías fueron más interesantes, puesto que realmente el cielo estaba lleno de nubes, por lo que conseguí un balance de colores complementarios ideal, como demuestra la fotografía de cabecera, en la que aparecen tonos amarillos y naranjas en un lado, y azules en el otro. Además, a esas horas no hay gente, aunque tengo que decir que a las 8:00 de la mañana apareció el primer coche, imagino que una pareja para contemplar el espectacular amanecer.

Nubes de color rosa junto a los molinos

Aparte de los molinos, las vistas desde allí arriba son muy bonitas, puesto que todo lo que hay alrededor es una llanura. A lo lejos se puede llegar a distinguir las siluetas de otros molinos en lo alto de los cerros, como es el caso de Herencia (a la derecha) o Alcázar de San Juan (a la izquierda).

Silueta de otros molinos

Una de mis dudas consiste en saber si algún día desaparecerá la grúa que se encuentra dentro del castillo. La verdad es que por lo visto ya forma parte del paisaje, pero tengo ganas de poder encuadrar el castillo sin que aparezca este objeto.



Sergio Arias

Fotógrafo profesional en Valencia

Fotógrafo especializado en fotografía de viajes, naturaleza y turismo.
Profesor de fotografía que imparte cursos de fotografía en Valencia y Talleres fotográficos de naturaleza. Realizo Viajes fotográficos para aficionados a la fotografía por todo el mundo.


Suscríbete a mi blog


Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.